Tras la decisión de la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África del Oeste) de prescribir a sus miembros la sustitución de los pasaportes nacionales por otros de máxima seguridad, la República de Costa de Marfil ha optado por un pasaporte electrónico biométrico. En este marco, el Estado ha otorgado una concesión con una duración de 15 años a la sociedad SNEDAI (Sociedad Nacional de Edición de Documentos Administrativos y de Identificación). De acuerdo con el estado ivoriano, la SNEDAI ha optado por la sociedad Zetes como socio técnico exclusivo por el mismo periodo de 15 años.

El nuevo pasaporte electrónico ivoriano integrará las últimas tecnologías de autenticación disponibles y guardará los siguientes elementos de identidad: fotografía, nombre y apellidos, dirección, huellas digitales y firma del titular.

El contrato celebrado entre la SNEDAI y Zetes incluía la instalación y la gestión en Abiyán de una unidad de personalización de pasaportes electrónicos, la habilitación de nueve centros de censo y la deduplicación biométrica (AFIS). En este contrato, que es del tipo «build, operate and transfer«, Zetes gestionará la totalidad del proyecto y su remuneración dependerá de los pasaportes producidos. Los primeros pasaportes deberán entregarse a los ciudadanos de Costa de Marfil en 2008. Se estima que serán unos doscientos mil pasaportes por año (con un periodo de validez de 5 años). Gemalto, socio de Zetes para este proyecto, será el proveedor de los chips electrónicos que almacenarán los datos.

Según Ronny Depoortere, vicepresidente director de Zetes PASS, explicó que «este proyecto es una primicia para Zetes y que para la creación de este pasaporte electrónico, asumiran todas y cada una de las etapas de producción desde la introducción de la demanda a la entrega del pasaporte, pasando por la verificación y la aprobación, siendo Zetes el máximo responsable de las distintas facetas de la operación.

Por admin