La división de fabricación de camiones y autobuses de Volvo está probando la tecnología RFID para realizar el seguimiento de componentes automovilísticos en la cadena de suministro y planea extender su uso para controlar y localizar también sus equipos informáticos.

Volvo Trucks and Bus alcanzó hace tiempo ya un acuerdo con Nokia para afrontar un despliegue RFID a modo de prueba que le permitiera seguir los movimientos de los componentes automovilísticos a lo largo de su cadena de suministro. Ahora, ha contactado con Centennial Software para aplicar esta misma tecnología a fin de hacer también seguimientos a sus bienes informáticos, tanto de hardware como de software.

La empresa automovilística compra ordenadores portátiles que configura y son distribuidos luego a diferentes centros. Allí, los mecánicos los utilizan para conectarlos a los vehículos y detectar averías.

Con Discovery, el producto de Centenal Software, es capaz de monitorizar la situación de 600 aparatos en 20 localizaciones diferentes dentro de los centros que Volvo Trucks and Bus tiene en el Reino Unido. Realizar una auditoría de estos equipos le lleva sólo tres días.

Volvo IT es la división de la compañía que está ofreciendo este producto a sus departamentos y a otros clientes, como el también fabricante de camiones y autobuses Scania. El ahorro en inversión y administración tecnológica al poder localizar y mapear cada equipo existente es uno de sus principales beneficios.

Volvo IT también proporciona a su cliente Nationwide Accident Repair Services la tecnología de auditoría de Centennial Software para que éste pueda hacer un seguimiento exhaustivo de todas sus licencias de software en más de 1.000 ordenadores de mesa en 70 localizaciones diferentes dentro del Reino Unido.

Más información:

Volvo

Centennial Software

Nokia

Por admin