Los organizadores del torneo de Golf Abierto de Saint-Omer, competencia anual del norte de Francia, implementaron un sistema de identificación con tecnología RFID pasiva para agilizar y mejorar el control de acceso a las áreas especiales y reservadas para los invitados VIP.

El torneo que tuvo lugar entre el 15 y el 21 de junio recibió a más de 13 espectadores, incluyendo 2000 invitados VIP con accesos especiales a boxes privados, restaurantes y hoteles. Además, otras 1000 personas, entre los que se encontraban jugadores, periodistas, organizadores y auspiciantes, también tuvieron que recibir accesos especiales. En algunos casos, los permisos de una persona para ingresar a determinadas áreas variaban en los diferentes días.

Por admin