UPM Raflatac anunció la apertura de su nueva planta de producción RFID en Guangzhou, China, lo que representa el lanzamiento de su última instalación de producción, con lo que la compañía refuerza su nivel de servicio particularmente en el mercado asiático. También marca el momento en el que la compañía ahora fabrica tags e inlays en tres continentes: Asia, Norte América y Europa.

De acuerdo con la firma multinacional, en Guangzhou, la capacidad de producción inicial será de 100 millones de unidades, incluyendo tags e inlays RFID HF y UHF. La capacidad de la fábrica, dice la firma, es escalable a cientos de millones de unidades anualmente, de acuerdo con la demanda del mercado.

La fabricación en la provincia del sur de Guangdong China proporciona, según la compañía, ventajas como la cercana relación con los clientes actuales y también con los potenciales y acceso directo al mercado chino. También elimina la necesidad de importar productos procedentes de otras fábricas. “La oportunidad de operar localmente nos proporciona una base sólida para el crecimiento en el mercado asiático”, comenta Christer Hirkinen, vicepresidente de UPM Raflatac.

En el mercado asiático, UPM Raflatac distribuye RFID a varios sectores incluyendo el de textil, etiquetaje, gestión de cadena de suministro, farmacéutico, gestión de prensa, transporte e industrial. Además, para un mejor servicio al mercado intrerno, UPM Raflatac fabricará tags e inlays para la exportación.

Por admin