Ileana Buhan, una ingeniera informática rumana, desarrolló una forma de utilizar la biometría facial para asegurar la información transferida entre dispositivos móviles, según un artículo de ZD Net. Cuando los usuarios están transfiriendo datos necesitan tomar la foto del rostro del otro para compararla con la imagen almacenada y así garantizar una conexión segura. Para autenticar a los dos usuarios, los móviles generan contraseñas indescifrables basadas en el reconocimiento facial a partir de las fotos.

Acceda a la noticia completa en castellano haciendo clic aquí.

Por admin