Una compañía holandesa ha hecho un esfuerzo por modernizar su logística de cajeros a través de la introducción de un programa de monitorización de RFID. SecurCash, una compañía de cash-in-transit, compró el sistema de Transtrack International y Capturetech, para poder seguir de cerca su transporte de dinero en efectivo, ya que el nuevo sistema permite que los detalles del transporte queden registrados y permite la transparencia de todo el proceso.

La información sobre el personal implicado, la ruta y el valor del transporte queda inmediatamente disponible, ya que toda la información queda grabada en los chips y sensores RFID. Los costes se reducen a largo plazo, ya que la presencia de personal durante el transporte es innecesaria. SecurCash ha estado trabajando en el mercado holandés por dos años y se dedica al transporte de dinero para bancos y compañías minoristas.

Para más información acerca de esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin