Un hospital de Saarbrücken, Alemania, está etiquetando mediante tecnología RFID tanto a pacientes como a bolsas de sangre para registrar las transfusiones y asegurar que cada paciente recibe la sangre que le corresponde.

El proyecto, que se está llevando a cabo mediante un consorcio de compañías entre las que se incluyen Siemens Business Services, está en una fase de pruebas inicial en la división de medicina interna del centro hospitalario. El sistema se extenderá a los proveedores del banco de sangre para unos 1.000 pacientes, y trabaja junto a otro sistema implementado por SBS para identificar a pacientes vía muñequeras RFID.

En esta fase inicial de pruebas, han sido etiquetadas unas 1.000 bolsas de sangre, y todos los pasos, desde asignar cada bolsa a un paciente hasta el inicio de una transfusión de sangre, han sido seguidos y registrados.

A cada bolsa de sangre se le aplica un tag pasivo de 13,56 MHz y los pacientes también son identificados mediante una pulsera en la que hay otro tag de 13,56. El personal del centro hospitalario, al realizar una lectura del tag de los pacientes, rescatan el historial médico del enfermo acudiendo a la información que se encuentra en una base de datos asociada al número único de identificación del paciente.

Antes de que el sistema sea implementado, las bolsas de sangre se rastreaban con códigos de barras y texto legible para humanos.

Esta solución RFID añade una seguridad significativa y el hospital se puede asegurar que cada paciente recibe la sangre correcta, asegura Thomas Jell, Project manager de SBS para los sistemas RFID para pacientes y sangre. Además, el proceso de gestión de las bolsas de sangre es mucho más sencillo y requiere menos tiempo.

Por admin