La ciudad de Warendorf, en el estado más poblado de Alemania, North Rhina Westphalia, está utilizando aproximadamente 5.500 etiquetas RFID para controlar el mantenimiento de su red de 205 kilómetros de alcantarillado. La solución ha sido concebida por Bernhard Amsbeck, una compañía local, e implementada por Tec-Tus Transponder Technology, compañía basada en la cuidad de Mores.

El sistema ha permitido a la ciudad cumplir con las leyes que obligan a que el alcantarillado se revise de acuerdo a unas bases preestablecidas. La utilización de tecnología RFID permite la visualización automática de los canales de alcantarilla que han sido revisados y de aquellos que todavía permanecen sin revisar. Esto permite a los trabajadores documentar su trabajo sin lápiz ni papel y reduce los errores humanos de identificación de tuberías.

Para obtener más información sobre esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin