Este es el caso de un productor y distribuidor de tomates, Moraitis, que buscaba un método más rápido y preciso de monitorizar sus tomates en las instalaciones de calsificado y empaquetado de las diversas variedades. Para ello, recurrió a un sistema RFID implementado por IBM, que registra todos los datos: origen, data de embalaje, tipo, calidad y tamaño de los tomates.

La implementación se llevó a cabo conjuntamente entre IBM y Magullan Technology. Gracias al nuevo sistema, Moraitis ha logrado ahorrar costes a través de la reducción de tomates desperdiciados. Además, ha mejorado la gestión del inventario, ha reducido costes de manipulación y ha conseguido la trazabilidad del producto.

Para acceder al caso de estudio, pulse aquí.

Por admin