Solstice Medical, proveedor de soluciones para controlar el equipamiento médico, ha abierto un laboratorio en Fort Wayne Ind. para que fabricantes y hospitales puedan evaluar tanto etiquetas como lectores de RFID activa y pasiva y determinen si reúnen las condiciones necesarias para utilizarse en implantaciones quirúrgicas e implantes médicos.

Las etiquetas se someten a una serie de lavados, desinfecciones y ciclos de vaporizaciones a 275 grados Fahrenheit para ser esterilizadas. Una vez finalizado el proceso, los investigadores intentan leerlas para comprobar que todavía funcionen. Las etiquetas también se probarán en entornos bajo cero que simulan las condiciones de almacenaje de equipamiento médico.

Para obtener más información sobre esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin