Un nuevo estudio del IESE y el Massachussets Institute of Technology (MIT), en colaboración con Wal-Mart, Gillette y Kimberly-Clark, ha demostrado que se pueden obtener beneficios financieros reales del uso de la tecnología RFID en el mercado minorista. A continuación presentamos los documentos del estudio y un artículo en profundidad sobre el mismo publicado en RFID Journal.

Tras seis meses de trabajo, el IESE y el MIT presentan este estudio dividido en dos escenarios: el llamado EPOD o prueba electrónica de entrega de los productos y el uso de la RFID para el seguimiento de promociones. El español Brian Subirana, profesor de sistemas de la información en IESE y profesor asociado en el laboratorio Auto-ID del MIT, ha encabezado el proyecto.

Por admin