Miembros del departamento de ingeniería electrónica de Arlington de la Universidad de Texas han desarrollado un tag pasivo RFID y un lector para detectar sin necesidad de cables la presencia de ácido, gases y agua estomacal en el esófago. Este departamento ha estado trabajando con el Centro Médico de la Universidad de Texas durante 2 años para desarrollar un artilugio que permita a los doctores monitorizar el estado del reflujo estomacal de los pacientes sin necesidad de cables.

Normalmente este proceso requiere de pruebas incómodas, a través de un catéter y un sensor que deben ser introducidos en el esófago del paciente y dificultan que éste pueda comer y comportarse normalmente que hacen que comer resulte muy complicado para el paciente.

Para más información acerca de esta noticia en inglés pulse aquí.

Por admin