En todo EEUU una disminución en la cantidad de enfermeras está tensionando el sistema de cuidado médico, y según algunos estudios el problema podría empeorar con el paso del tiempo. Sin embargo, un nuevo adelanto tecnológico podría dar solución, al menos en parte, a este problema.

Un nuevo dispositivo con tecnología RFID desarrollado por Avancen, compañía inventora de productos innovadores en medicina, permite que los pacientes puedan suministrarse ellos mismos las drogas para evitar los dolores, por ejemplo los medicamentos que habitualmente son dados por vía intravenosa luego de una intervención quirúrgica.

Estos dispositivos cuentan con un sistema de distribución automatizado permitiendo que el paciente pueda recibir la medicina presionando un botón. La medicación se dispensa sobre la base de parámetros predeterminados de dosificación y de frecuencia programados en el dispositivo.

Acceda a la noticia completa en inglés haciendo clic aquí.

Por admin