La nueva ley emitida por el Departamento de Estado de los EEUU establece que todos los pasaportes creados a partir de octubre de 2006 deben llevar incrustado un chip RFID que contenga toda la información personal del ciudadano e incluso se contempla incluir en un futuro datos adicionales como las huellas dactilares o la lectura del iris. Países como Alemania o Gran Bretaña ya han anunciado proyectos similares.

Más del 98% de los comentarios que recibió el Departamento de Estado respecto a esta ley fueron negativos. La mayoría de las objecciones se centraban en asuntos de privacidad y seguridad de los datos personales. La administración Bush asegura que los nuevos pasaportes contarán con sistemas especiales para evitar que la información caiga en manos de personas ajenas al gobierno.

Para obtener mas información, pulse aquí.

Por admin