La tecnología de voz proporciona una comunicación de alta calidad, por lo que elimina, por completo, el problema del ruido que se genera en el interior de una cámara frigorífica por los compresores y ventiladores del sistema de refrigeración. Además, el uso de esta tecnología mejora la productividad hasta en un 15%.

Según explica Greg Tanner, Managing Director de Vocollect Europe, entre sus muchas ventajas, la tecnología de voz libera al usuario del empleo de las manos ya que los aparatos suelen ser ligeros y sin cables lo que permite llevarlos colgados. Además, también permite mantener libres los ojos lo que hace que mejore la productividad de los empleados gracias a la mayor velocidad con la que pueden desempeñar su tarea.

Acceda al artículo completo en castellano a través del archivo adjunto.

Por admin