De acuerdo a una investigación de Frost & Sullivan se espera que el mercado de las etiquetas pasivas de Identificación por Radio Frecuencia (RFID) en la región de Asia Pacífico se triplique durante los próximos seis años. Se cree que ese mercado podría llegar a alcanzar un valor de US$850 millones.

El analista Richard Sebastian de Frost & Sullivan explica en el informe que el seguimiento de activos y de documentos probablemente vayan a ser dos de los rubros de mayor importancia en el crecimiento de las etiquetas de RFID embutidas, y agrega que también habrá una adopción importante de esta tecnología en sectores como la minería, aceite y gas, y aviación.

Acceda a la noticia completa en inglés haciendo clic aquí.

Por admin