Scandinavian Airlines (SAS) fue una de las primeras compañías aéreas en el mundo que ofreció a sus pasajeros una solución de identificación por medio de la huella dactilar para realizar el checkin. La solución fue implementada por Precise Biometrics para los vuelos domésticos en Escandinavia y más del 80% de los pasajeros encontraron que el sistema es muy eficiente.

Con un sistema biométrico para realizar el checkin, SAS ha podido acortar los tiempos de espera de los pasajeros, mejorando la eficiencia del proceso y al mismo tiempo cumplir con con las nuevas resoluciones de la Unión Europea. Las reacciones de viajeros han sido positivas y el flujo del recorrido ha aumentado más allá de expectativas.

Acceda al Caso de estudio completo a través del archivo adjunto.

Por admin