Así, con el sistema RFID, en lugar de chequear la frescura del sushi, el chef puede concentrar su atención en la preparación del alimento. El sistema también puede utilizarse para dar seguimiento a la demanda, permitiendo a los chefs preparar menos platos de sushi de inferior demanda, de modo que se logra un mínimo de pérdida de los productos.

Por admin