Escrito por el Director de Soluciones y Estrategia RFID de Manhattan Associates, el siguiente documento ofrece consejos y sugerencias para aquellos pequeños negocios que piensen en introducir la tecnología RFID. El autor asegura que las pequeñas empresas necesitan ser muy eficientes en su gestión de stocks para poder sobrevivir al lado de las grandes. Además, tienen más problemas para invertir en tecnologías costosas y novedosas que, como la RFID, ayudan a lograr esa eficiencia.

A pesar de ello, hay que subirse al carro de RFID y seguir una serie de preceptos:

1.- no buscar el proveedor más barato, sino el que cumpla y promueva los estándares industriales y pueda dar respuesta a las necesidades crecientes de nuestra empresa.
Hay que tomar nota del checklist que propone el autor!.

2.- la visibilidad de lo que ocurre en la cadena de suministro, y compartir los datos entre los puntos de venta y los fabricantes, es la clave. Así se puede conseguir un suministro bajo demanda prácticamente dictado por el propio consumidor.

Así que no es hora de cruzarse de brazos, sino de hacer pilotos, de que operaciones, marketing y ventas introduzcan RFID en sus reuniones de estrategia. La innovación y la eficiencia sólo es posible con la colaboración de todos. Y aquí es donde pueden ser más ágiles las empresas más pequeñas.

Por admin