Investigadores del Rensselaer Polytechnic Institute y del New York State Department Transportation (DOT) están probando un lector móvil de RFID que funciona con energía solar y se utilizará para controlar el flujo del tráfico mediante la lectura de las etiquetas EZPass adosadas a los vehículos que los motoristas utilizan para pagar peajes y determinados accesos. Mark IV IVHS es la compañía proveedora de la solución RFID por energía solar.

El Estado de Nueva York suele controlar el flujo de vehículos en algunas carreteras con lectores permanentes. Sin embargo, el sistema de control por energía solar proporciona un buen método para controlar aquellos tramos en los que resulta demasiado costoso instalar lectores permanentes. Además, esta solución también podría servir para controlar carreteras en situaciones especiales.

Para obtener más información sobre esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin