Las aplicaciones RFID están a día de hoy en una fase activa de despliegue. Cada vez más numerosas, abarcan todos los sectores de actividad y se imponen como una alternativa a los códigos de barras, gracias a una disminución de los costes de los materiales. El área de la salud no escapa a esta regla y ejemplo de ello es el proyecto piloto establecido por Réseaumatique en la región Pays de Loire en Francia y destinado a garantizar la trazabilidad de los productos sanguíneos.

La comprobación exhaustiva y fiable entre el donante y el receptor se vuelve un elemento fundamental de la trazabilidad, que permite reforzar la seguridad transfusional. A través de varias patentes internacionales, la entidad Réseaumatique, integrador en soluciones de identificación automática y RFID, ha desarrollado un proceso de trazabilidad de los productos sanguíneos, asociando a cada bolsa una etiqueta electrónica de RFID) que permite optimizar los flujos de informaciones entre el EFS (Establecimiento Francés de la Sangre) y el establecimiento de los procesos de mantenimiento y conservación.

Ya se han llevado a cabo, o están siendo implementadas, aplicaciones piloto en Francia, Luxemburgo, Rusia y Malasia. La aplicación del primer piloto data de principios de 2007. Las ventajas proporcionadas por esta tecnología, cuyo coste va disminuyendo, son múltiples: rastreo completo, sin ruptura de la cadena de información, memorización y reconstitución de los procesos y gestión de datos muy diversos, entre otros.

Acceda a la noticia completa en castellano haciendo clic aquí.

Por admin