Entre las razones para adquirir un sistema biométrico para control de acceso, podemos destacar que la persona autorizada debe estar presente. Un control de acceso biométrico implica que no se necesita de tarjetas de identificación y que no es necesario memorizar contraseñas. En tanto, los controles de acceso que utilizan sistemas biométricos son muy exactos y la inversión que se hace en ellos se recupera en un corto plazo. Esto se debe a que después de instalar un control de acceso, los niveles de productividad se aumentan de manera drástica, mientras que los gastos de operación disminuyen.

Los sistemas de acceso biométrico pueden ser usados para tener un control de la asistencia de los empleados de una empresa. Al implementar esta tecnología evita que los trabajadores registren el ingreso de compañeros ausentes o que entre ellos se presten tarjetas, para acceder a zonas a las que no han sido autoritzats.

Asimismo, hay varios métodos de análisis para hacer una mejor elección. Por ejemplo, si se está en una empresa de construcción, en que los empleados siempre tienen sus manos sucias, lo mejor es usar un análisis de iris o de rasgos faciales, en vez de uno de huellas dactilares.

Por admin