La industria de las tarjetas inteligentes ha vivido un gran dinamismo estos últimos años gracias a la apuesta por ellas de EMV (Euro pay, MasterCard y VISA). Según un informe de RNCOS (en inglés y de pago), empresa de investigación y análisis de tecnología, esta tendencia se va a reforzar con la entrada en el mercado nuevas tecnologías y dispositivos que funcionarán con smart cards, como Near Field Communication (NFC), los mass transit projects o los e-passports. En conjunto, la organización predice que la distribución global de tarjetas inteligentes crecerá un 12% entre 2011 y 2014.

Según el informe, las remesas de smart cards habrán alcanzado los 6.100 millones en 2011, un 11% más que el año anterior. La mayor parte de este negocio ha recaído en cuatro empresas: Gemalto, Giesecke & Devrient, Oberthur y Morpho. Aunque el sector de telecomunicaciones continua siendo el principal usuario de este tipo de dispositivos, otros sectores como los servicios financieros o sanirarios están aumentando su uso. 

Por admin