La farmacéutica Novartis ha comercializado su medicina para la hipertensión Diovan en paquetes que contenían un tag activo de RFID, dispensados en 20 farmacias de Ámsterdam (Holanda), dentro de un programa piloto que pretende comprobar su efectividad controlando si los pacientes cumplen las prescripciones de consumo que les indican sus médicos.

El piloto, patrocinado por Novartis y dirigido por la empresa holandesa suministradora de aparatos electrónico para sanidad ECCT, se ha desarrollado desde mediados de octubre pasado hasta mediados de mayo y consistía en la inserción de un tag activo diseñado por el fabricante sueco Cypak (RFID Intelligent Pharmaceutical Packaging) en las tabletas de las pastillas que almacena información cada vez que el paciente se toma su dosis.

Cuando termina la medicación, éste devuelve el paquete a la farmacia y allí el tag es leído por un lector Cypak, toda la información sobre cómo se ha tomado la medicina es enviada a una base de datos central donde pueden consultarla personal autorizado, médicos y los propios pacientes. De esta manera, además de poder acceder a conocer si el medicamento se ha tomado correctamente, se ha podido observar si esa posodología ha sido beneficiosa para bajar la tensión del paciente.

Se está preparando un segundo piloto que dará comienzo el mes de septiembre y que abarcará 10.000 pacientes y 200 farmacias en Holanda, si bien se prevé extenderlo también a otros países. En esta ocasión y ante la gran dimensión del proyecto, ECCT utilizará tags activos propios embebidos en los paquetes durante su fabricación, no añadidos luego, para abaratar costes.

Enlaces relacionados:

Novartis

ECCT

Cypak

Por admin