La empresa noruega Lastbærer Norsk Pool está implementando a modo de prueba en la industria alimenticia de ese país, etiquetas RFID para el seguimiento de pallets y contenedores plásticos. Cabe destacar que esta prueba piloto cubre dos fábricas de alimentos, Maaraud y Finsbråten, y dos centros de distribución para la cadena de suministro al por menor.

Así las cosas, la tecnología RFID aumenta la visibilidad sobre los usuarios de los pallets, lo que ayuda a minimizar pérdidas. En tanto, los costos de la infraestructura se incluyen en los costos de alquiler de la plataforma, por lo que el cliente no tiene por qué invertir en un sistema de lectura.

La compañía también planea explotar la tecnología RFID en sus propias operaciones, en la organización de lavado y estaciones de reparación.

Por admin