El fabricante tecnológico NEC ha desarrollado “Organic Radical Battery” (ORB), una batería ultraplana, flexible y de alta velocidad de recarga (sólo 30 segundos), que puede ser incrustada en tarjetas inteligentes o unidades RFID.

La nueva batería desarrollada por NEC utiliza como cátodo un tipo de plástico denominado polímero radical orgánico. Los investigadores de la compañía informaron que la reacción electrolítica de la batería es muy rápida, producto de la baja resistencia de los componentes, lo que da por resultado en un tiempo record de recarga de tan sólo 30 segundos.

La ORB fue construida sin materiales pesados como el mercurio, plomo o cadmio, evitando la contaminación del medio ambiente. Tiene un espesor de 0,3 milímetros y su densidad energética es de 1Mwh por centímetro cuadrado, lo que no le impide poder aguantar decenas de miles de transmisiones con una sola recarga. Además, si la ORB es instalada en una unidad RFID activa, esta podría, según la empresa, funcionar por decenas de horas sin necesidad de recarga.

Tal y como afirma la compañía, la miniaturización de la tecnología está llevándonos a una interconexión de redes con dispositivos ubicuos alimentados por baterías que permitirá a todo tipo de objetos convertirse en terminales, acercándonos a una sociedad interconectada, por la que podremos acceder a redes en cualquier momento y lugar, lo que hará que se desarrollen pequeños computadores que la gente podrá llevar encima.

Más Información:

NEC

Por admin