McDonalds, la cadena de comida rápida más grande del mundo, ha implementado junto con SK Telecom de Corea del Sur una solución de RFID que permite a los consumidores hacer sus pedidos directamente desde la mesa. El sistema comenzó a funcionar en Seúl.

Denominado «Touch Order», es el primer sistema del mundo que permite que el cliente ordene su comida utilizando RFID.

El sistema funciona de la siguiente manera: en cada mesa hay instalado un lector y un menú etiquetado con RFID. El cliente debe conectar el lector en su teléfono celular y luego apuntar con el lector las comidas que desea seleccionar. Una vez realizado esto, la orden completa es transmitida a la cocina y el costo le llega a su teléfono celular.

Cuando el pedido esta listo, un mensaje de texto le avisa al cliente que debe pasar a retirar su pedido.

Acceda a la noticia completa en inglés haciendo clic aquí.

Por admin