Una nueva máquina expendedora en Japón emplea los datos recogidos mediante reconocimiento facial para sugerir una bebida al usuario.

La máquina recoge datos como: edad estimada y género, los que asociados con la información programada de investigación de mercado acerca de diversos gustos de diferentes grupos sociales, permiten que pueda recomendar una bebida al cliente mientras éste prepara una compra, marcando la oferta específica que se le sugiere. Hasta ahora la compañía que comercializa estos equipos, JR East Water Business, solo ha probado una máquina en la estación de trenes de Tokio, pero colocará cinco más en la Estación Central de Tokio y tiene planes de expandirse hacia otras estaciones en la ciudad a principios de 2011.
 

Por admin