Lufthansa Technik Group, una división de las aerolíneas germanas Lufthansa, utiliza la identificación por radiofrecuencia para acelerar el proceso de intercambio de asientos entre la clase business y la turista, basados en la demanda en tiempo real, de los vuelos intercontinentales que despegan o aterrizan en el aeropuerto de Frankfurt.

La aplicación RFID ayuda a las aerolíneas a acomodar mejor a los pasajeros en la clase que han reservado, de forma que evitan el tener que compensar a los pasajeros si su asiento no está disponible. Por ejemplo, si los asientos de clase business tienen mucha demanda para un vuelo, Lufthansa puede modificar los asientos y aumentar los de clase business.

Para más información acerca de esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin