Los trabajadores de Lebkuchen Schmidt, una panadería alemana con sede en Nuremberg, están utilizando la tecnología RFID para asegurarse de que sus recetas de panecillos y otros dulces horneados llevan la cantidad correcta de cada ingrediente. La implementación del proyecto fue desarrollada hace ocho años por Rainer Schmuker, un ingeniero especializado en producción de alimentos.

Schmuker trabajó todos estos años como responsable de todo el proceso de producción, desde la mezcla de masas o el horneado de pasteles hasta el envasado de los alimentos. Hoy en día, las etiquetas RFID solamente se usan, en esta panadería, en el proceso de mezcla.

Por admin