Vers Schakel, cadena de supermercados holandesa, ha experimentado varios beneficios en su cadena de suministro tras una prueba piloto en que etiquetas pasivas EPC monitorizaban la entrada de productos frescos a sus centros. Respecto al experimento, que ha durado dos años, los responsables de Vers Schakel advierten que sus beneficios sólo se perciben si participan todos los proveedores que participan en la SCM.

La misión de esta prueba piloto consistía en que Vers Schakel estudiase cómo la tecnología RFID podía monitorizar hasta cuando las verduras permanecían frescas cuando pasaban por la SCM. Los participantes midieron si el uso del RFID podía mejorar la disponibilidad, reducir pérdidas y errores y añadir una mayor grado de visibilidad de su cadena de suministro.

Para leer la noticia completa en inglés pulse aquí

Por admin