El último estudio de la consultora Diamond Cluster International pone de manifiesto que, a pesar de que los costes de implementación de la tecnología RFID han bajado, muchas compañías aún no están preparadas a nivel de infraestructura IT para asumir los grandes costes y retos.

Comparando varias estimaciones sobre el crecimiento del mercado RFID con escenarios de retorno de la inversión conservadores, Diamond Cluster International predice que para el 2008 será posible obtener un retorno anual en la inversión. Esta escala temporal es el punto de inflexión para que muchas compañías consideren invertir en la tecnología.

Para Darin Yug, partner de Diamond Cluster y coautor del estudio, “las compañías farmacéuticas, las de bienes de consumo de alto valor como electrónica o ropa, algunos canales selectos de retail, transportes y agencias gubernamentales es donde veremos el mayor éxito a corto plazo”.

Por otro lado, Mark Baum, socio de Diamond Cluster, ha explicado que “aunque el coste de los tags RFID bajó en un 60% en el 2005, el precio no ha bajado lo que algunos esperaban y el precio es aún muy alto para compañías de bienes de consumo con bajo alcance y artículos de valor”.

Para que una compañía asegure su inversión en RFID, Diamond Cluster recomienda -independientemente del tiempo que lleve la compañía utilizando tecnología- cinco acciones que debe tener en cuenta:

1. Reafirmar su estrategia

Racionalice el ciclo de su inversión. Deténgase a pensar qué beneficios obtendrá con la implementación de la RFID para su empresa.

2. Evalúe lo preparada que está su infraestructura

Los costes de conectividad e infraestructura pueden representar más del 50% de la inversión RFID.

3. Compruebe los beneficios de negocio con un “business case”

Uno de los beneficios clave de la RFID es que reduce los errores de intervención humana que ocurren en cualquier punto de la cadena de suministro. Las empresas que requieren precisión en el proceso, son las mejores candidatas para implantar RFID.

4. Busque el apoyo de sus ejecutivos

La compañía necesitará un apoyo de alto nivel y también entre sus accionistas a lo largo de toda la cadena de suministro.

5. Persiga la mejora en los procesos

Algunas compañías se sienten comprometidas, por sus socios influyentes, a implementar la RFID. Esto no debe verse como una amenaza, sino como una oportunidad de aumentar la competitividad.

Más información:

Diamond Cluster

Por admin