El Departamento de Bomberos de Chicago está probando un sistema basado en la RFID, desarrollado por la Universidad de California, que indica la posición de los bomberos dentro de un edificio en llamas. La solución RFID se desarrolló tras los ataques del 11-S en los que los equipos de rescate, que utilizaban sistemas de comunicación por radio, no lograron comunicarse.

El sistema, llamado Fire Information and Rescue Equipment (FIRE), consiste en sensores sin cable de RFID que, instalados en el edificio, entran en contacto con los chips RFID identificativos que cada bombero lleva incorporado a su tanque de aire. De esta forma, los sensores envían la posición del individuo a los equipos de salvamento.

Para leer al artículo completo, pinche aquí.

Por admin