Imagine tratar de encontrar la historia clínica de un paciente llamado Juan González en un hospital en plena ciudad de Nueva York y no tener más información que su nombre. Este era sólo uno de los retos que enfrentaba el Centro Médico Mount Sinai y su hospital afiliado en Nueva York, según explica Paul Contino, vicepresidente de TI del centro. Tratar de encontrar la historia clínica que le corresponde al paciente es un paso esencial. El hecho de poder averiguar sobre enfermedades y tratamientos anteriores puede afectar la manera de tratar al paciente y marcar, literalmente, la diferencia entre la vida y la muerte.

Así las cosas, el uso de tarjetas inteligentes puede ayudar a resolver este problema, junto a otros que afectan el sistema de salud. Mount Sinai fue uno de los primeros proveedores de servicios médicos en adoptar esta tecnología en EEUU y cuenta con un proyecto en gestación que emitirá en su momento 100,000 tarjetas inteligentes para los pacientes de Nueva York.

Por admin