Una nueva política de gobierno que requerirá la identificación por medio de la huella dactilar a visitantes extranjeros ha despertado la atención en muchas partes del mundo, pero la industria de la biometría en EEUU representa una oportunidad de billones de dólares.

Se espera que las compañías de tecnología biométrica aumenten su oferta para construir el sistema de identificación por medio de biometría para las embajadas y los consulados de EEUU.

Los ejecutivos del área aseguran que la gran inversión en seguridad por parte del gobierno de EEUU se relaciona con los atentados del 11 de septiembre. El proyecto «U.S. Visitor» actualmente ya está funcionando en 115 aeropuertos y 14 terminales portuarias. Los datos biométricos allí tomados se comparan con la base de datos gubernamental en busca de posibles terroristas y personas con antecedentes criminales.

Acceda al artículo completo en inglés haciendo clic aquí.

Por admin