SmartCorq es un corcho artificial con un inlay RFID introducido en él patentado por la empresa italiana Lab-ID. Con él los productores de vino podrán contar con información detallada de cada botella de vino y compartirla con sus distribuidores, retailers y clientes.

Todos ellos podrán acceder a numerosos datos (fecha de embotellamiento, tipo de uva, grado de alcohol, etc.) que aseguren la calidad y el lugar de origen de cada botella. Los viticultores, por su parte, tendrán información clave que les ayudará a almacenar y distribuir mejor sus productos leyendo los tags situados en los corchos. Para ampliar el acceso a estos datos, Lab-ID está investigando cómo acceder a ellos también a través del móvil.

Los tags que permiten la escritura y la lectura de información utilizan el chip de Philips ISO 15693 I-Code SLI 13.56 MHz con 1,024 bits de memoria. Lab-ID tiene prevista aplicar también esta tecnología a corchos naturales, si bien sus responsables recuerdan que el 70% de los utilizados en el mundo actualmente son artificiales, como los lanzados por ella.

Arnaldo Caprai, una viticultor italiano que produce cerca de 700.000 botellas al año, empezó a embotellar el pasado mes de septiembre uno de sus vinos con SmartCorq. Para abril, habrá utilizado 10.000 corchos RFID en uno de sus vinos más caros. Según Lab-ID el interés del sector por su producto es muy alto y anuncia que a mediados de este año, otros empresarios comenzarán a utilizarlo.

Más información:

Lab-ID

Arnaldo Caprai

Por admin