La Comisión Europea ha lanzado una consulta pública para que representantes del sector y ciudadanos se pronuncien sobre la tecnología RFID. La acción se enmarca en una iniciativa para elaborar un marco común sobre los dispositivos RFID, con el objetivo de evitar la fragmentación entre los países miembros, promover el uso de esta tecnología y garantizar a la vez la protección de los datos personales.

Se busca así garantizar que el uso creciente de los dispositivos RFID mejora la competitividad de la economía europea y la calidad de vida de sus ciudadanos, salvaguardando al mismo tiempo sus derechos fundamentales y, en particular, el derecho a la intimidad.

Los ciudadanos que lo deseen pueden acceder a la página web “Tu voz en Europa”, donde la Comisión Europea está llevando a cabo la consulta pública. La comisaria de Sociedad de la Información, Viviane Reding, pidió un «amplio consenso social» sobre el uso de la tecnología RFID para que produzca «los efectos económicos previstos» y cree oportunidades para su uso «al servicio del bien común, asegurando al mismo tiempo que los ciudadanos sigan teniendo el control de sus datos personales».

Tal y como reconoce la Comisión, con esta consulta se pretende conocer en qué medida, Europa necesita un marco político estable para incitar a empresas de todo tipo a invertir en tecnología RFID y para armonizar las normas tecnológicas y la atribución de radiofrecuencias, salvaguardando al mismo tiempo la intimidad y seguridad individuales.

«En una Comunicación prevista para diciembre de 2006, la Comisión Europea tiene la intención de asumir ambas responsabilidades. Invito a todos los agentes interesados a participar en este debate», anunció Reding.

Entre marzo y junio de 2006, el Ejecutivo comunitario ha organizado cinco seminarios para evaluar las posibilidades que ofrece la RFID a las empresas y a la sociedad en su conjunto y examinar cuestiones con el derecho a la intimidad y la seguridad.

También se han abordado asuntos como las normas y la interoperabilidad, la compatibilidad internacional, la atribución del espectro radioeléctrico y el futuro de la tecnología RFID. Participaron asociaciones comerciales, empresarios, y expertos de alto nivel de terceros países no europeos.

En una conferencia final, que se celebrará en octubre de 2006, se presentarán las principales conclusiones de los seminarios y de la consulta en línea a una audiencia compuesta por expertos y responsables de la toma de decisiones. En ese momento, la Comisión presentará su evaluación de los resultados de la consulta y recogerá las observaciones finales de los agentes interesados, con vistas a preparar sus propuestas.

Enlaces relacionados:

Tu voz en Europa

Por admin