La compañía holandesa de telecomunicaciones KPN inicia este mes un proyecto piloto en su cadena logística con el que pretende realizar un seguimiento individual de sus teléfonos móviles incorporando un tag de RFID a cada uno de ellos para conocer sus movimientos desde el proceso de embalaje hasta su llegada al punto de venta.

El plan piloto, que durará dos meses, se desarrollará gracias a acuerdos con la empresa de transportes TNT Logistics; Symbol Technologies, que proporciona los lectores y tags RFID necesarios; y Zebra Technologies, que ofrece los codificadores para imprimir las etiquetas. Todas éstas han realizado inversiones económicas para su desarrollo.

El objetivo de este proyecto es construir una solución para la cadena de suministro que pueda ser una aplicación de referencia para todas las empresas implicadas en él. Además KPN pretende optimizar con ella su operativa de negocio porque la tecnología RFID le permitirá realizar, con total seguridad y visibilidad, el seguimiento individual de sus teléfonos móviles sin tener que tomar las medidas de seguridad a las que se ve obligada actualmente: cámaras, controles manuales, almacenamientos un zonas separadas para distinguir cada paquete, etc.

Esta prueba se va a aplicar a 2.000 teléfonos móviles que serán entregados en distintos puntos de venta (unos 100). Cuando lleguen a éstos, los responsables les quitarán los tags y podrán también incorporar tags específicos de devolución cuando devuelvan dispositivos a KPN, ya sea por desperfectos, por errores o por falta de venta.

Esta infraestructura de cadena de suministro se construirá con seis estaciones de lectura RFID y cinco de lectura y escritura. Esta solución permitirá que todas las empresas involucradas en la cadena dispongan en cualquier momento de la misma información sin tener que desarrollar un sistema propio para compartir la información.

Más información:

KPN

TNT

Zebra Technologies

Symbol Technologies

Por admin