La productora de muebles lituana Freda ha comenzado a emplear tecnología RFID para dar seguimiento a los muebles que se embarcan con destino a la comercializadora sueca IKEA.

El sistema se compone de etiquetas RFID pasivas EPC Gen 2, un lector de portal en cada muelle de carga y un montacargas con una computadora integrada que transmite actualizaciones de los pedidos. Cuando los montacargas pasan a través del portal RFID, un lector captura el número de identificación de la etiqueta y la descripción de los muebles. Lo compara entonces con el pedido original para asegurar que son los artículos correctos los que se están cargando en el camión. El nuevo sistema permite que la administración pueda controlar cuándo se producen y despachan los artículos, así como identificar cuándo un tipo específico de producto tiene baja existencia en el inventario y debe procederse a su manufactura.
 

Por admin