Desde mediados de 2010, los agentes de policía de Inglaterra y Gales, conocidos como “Bobbies”, patrullarán con un escáner móvil para tomar huellas digitales, según informó en Londres el organismo para el mejoramiento del trabajo policial (NPIA). El escáner permitirá chequear la identidad de un sospechoso en dos minutos.

Las impresiones dactilares que se tomen, se compararán en un banco nacional de datos en el que se guardan 8,3 millones de huellas. En primera instancia, se espera que operen hasta tres mil equipos del tamaño de un teléfono celular.

Por admin