La NASA ha contratado a Barrios Technology, compañía de servicios tecnológicos e ingeniería aeroespacial, para poner en marcha una solución RFID que sustituya al inventario manual que los astronautas realizan en sus expediciones y que, debido a las condiciones de ingravidez, puede tardar hasta 30 minutos por tripulante.

La agencia espacial norteamericana llevaba tiempo considerando la opción de fijar etiquetas RFID a las pertenencias de cada bolsa de los tripulantes para sustituir el recuento manual de ítems por una lectura de toda la bolsa a través de un lector RFID, pero se producían interferencias con los metales y líquidos de algunos de las pertenencias de los astronautas.

Ahora la NASA ha acudido a RF SAW, una compañía de Dallas que fabrica tags RFID que emplean tecnología de onda acústica superficial (SAW). En vez de un chip de silicona, las etiquetas SAW contienen un cristal piezoeléctrico conectado a una antena. La señal de radiofrecuencia se convierte en una señal acústica que viaja a través de la superficie del cristal, que finalmente vuelve a transformarse en señal de radiofrecuencia para llegar hasta el lector.

Para más información acerca de esta noticia en inglés, pulse aquí.

Por admin