La Federación Austríaca de Ski lanzó una base de datos con información médica y biométrica para los 1181 atletas, en un esfuerzo para prevenir los escándalos por doping tal como sucediera en los Juegos Olímpicos de Turín 2006. El nuevo sistema está diseñado para detectar irregularidades que pudiesen estar relacionadas con el doping en la sangre o con el uso de sustancias prohibidas.

La base de datos será completada de forma continua con datos de revisiones médicas y psicológicas, así como con pruebas de doping y datos accesorios sobre accidentes, enfermedades, y medicamentos utlizados.ski Peter Schroecksnadel, presidente de la Federación Austríaca de Ski, afirmó que «este nuevo sistema será de gran ayuda para combatir el doping en el deporte, pero que sin embargo no dará 100% de seguridad en evitar sucesos como los de Turín en 2006″.

Acceda a la noticia completa haciendo clic aquí.

Por admin