La farmacéutica GlaxoSmithKline ha comenzado a distribuir, dentro de un programa piloto que se comercializará a mediados de abril en EE.UU., la medicina para el tratamiento del SIDA Trizivir con tags RFID para evitar su falsificación.

Trizivir fue elegido para este proyecto porque es uno de los medicamentos que forman parte de la lista de los 32 más falsificados en EE.UU. Esta iniciativa, que ha sido auspiciada por el Departamento de Sanidad de EE.UU. (Food and Drug Administration), consiste en colocar un chip de silicio y una antena, cuyo tamaño conjunto es similar al de un sello, en cada una de las botellas de la medicina. La memoria contiene únicamente un código por cada producto con información sobre su fabricación y características de envío, y ningún dato sobre los pacientes.

Los mayoristas y farmacéuticos leerán este código al situar las botellas a una distancia de 5 a 48 cm de dispositivos lectores, asegurándose así de su autenticidad. Para realizar el despliegue tecnológico, GlaxoSmithKline ha contado con la colaboración de IBM.

Enlace relacionados:

GlaxoSmithKline

Por admin