Basic House, una empresa minorista coreana, ha implementado una solución RFID para mejorar la visibilidad en la administración de su cadena de distribución.

Mediante el empleo de las etiquetas RFID DogBone de UPM Raflatac, el comerciante tiene fácil acceso a los datos de los productos de forma exacta y en tiempo real. Las confecciones suelen transportarse en cajas que contienen múltiples artículos etiquetados individualmente. La solución de UPM Raflatac incorpora una puerta blindada para asegurar a todos los niveles de la cadena de distribución que las lecturas sean precisas, que no se confundan las etiquetas con las de otras cajas cercanas.
 

Por admin