DB Schenker, que ha gastado hasta ahora US$ 145000 en el proyecto, busca demostrar su capacidad para gestionar cadenas de abastecimiento en
frío para sus clientes actuales y potenciales. Otro propósito que busca la solución es cumplir con la normativa de control de temperatura en el transporte aereo.

Acceda al artículo completo a través del link adjunto.

Por admin