La Comisión Europea, junto con la industria y las autoridades de protección de datos, firmaron el acuerdo voluntario “Privacy and Data Protection Impact Assessment Framework for RFID Applications”, para establecer un marco de trabajo en torno a las aplicaciones RFID y asegurar que la privacidad del consumidor se garantice antes de que este tipo de etiquetas inunden el mercado.

Actualmente circulan 1.000 millones de etiquetas RFID en Europa, pero se espera que este año la cifra crezca hasta los 2.800 millones

Así las cosas, los vendedores se verán obligados a realizar rigurosas evaluaciones de privacidad antes de que cualquier aplicación de etiquetas inteligentes llegue al mercado. Por esto, los sectores de la biométrica, salud e identidad son particularmente importantes en la normativa.

Por admin