Kimaldi, fabricante y mayorista de sistemas de identificación, presentó nuevas cerraduras electrónicas RFID autónomas, alimentadas a pilas y sin conectividad de datos, que opcionalmente se comunican con el sistema de control de acceso a la instalación mediante una red virtual Mifare que usa la propia tarjeta o pulsera como vehículo de comunicación de datos.

De este modo, el usuario puede usar la misma tarjeta Mifare del control de acceso para la apertura de la taquilla en el vestuario. Mediante este sistema se puede, por ejemplo, conocer si el usuario ha liberado la taquilla antes de abandonar la instalación, el nivel de las baterías de cada taquilla o programar la apertura automática de todas las taquillas a una hora determinada.

Por admin