Un estudio reciente de la Universidad de Cambridge demuestra que una mujer compra en promedio 28 kg de ropa por año. En este artículo Jessica Säilä analiza cómo la
RFID puede hacer crecer la participación de los 7 millones de kg de ropa que las mujeres europeas compran al año.

 Así las cosas, investigadores de todo el mundo miran a las mayores empresas de moda para entender cómo ponen a punto las operaciones y son capaces de proporcionar bienes para almacenar a las pocas semanas de ser diseñadas. Los factores de éxito incluyen al menos una cadena de suministro muy bien organizada y las órdenes correctas y en el tiempo, así como el uso eficiente de los datos de punto de venta. La combinación de estos factores junto con la tecnología RFID podría hacer crecer la industria. Una de las adopciones de RFID mejor conocidas en el mundo es la de Gerry Weber que etiqueta sus artículos. En su último comunicado de prensa prevén un crecimiento del 10% para el año 2011.

Por admin