Japón ha comenzado a expedir pasaportes electrónicos (e-pasaportes) que llevan incorporados tags RFID. En su memoria se incluye una foto digital del titular, para contrastar con la física que presenta el documento en su exterior en caso de manipulación de ésta, así como su nombre, fecha de nacimiento, nacionalidad y número de pasaporte.

Las autoridades niponas prevén entregar en los próximos doce meses más de 3,5 millones de e-pasaportes y alcanzar su normalización total dentro de diez años. Los chips incorporados a éstos son de Toshiba y Sharp, con memorias de 32 y 512 kilobytes, si bien de momento se está utilizando menos de 32 kilobytes. Los tags irán situados en la parte central del pasaporte para asegurar su resistencia física.

Los chips utilizados cumplen con los estándares establecidos por la International Civil Aviation Organization y por la norma ISO/14443 Typo B, y llevan Basic Access Control, que impide incorporarles datos no autorizados. Para asegurar su compatibilidad con los e-pasaportes emitidos por otros países (Autralia, Suecia y Singapur, son algunos; EE.UU. está realizando pruebas en el aeropuerto de San Francisco y prevé instaurarlo en 2007), se ha creado en Tokio un centro en el que comparar unos con otros así como su capacidad para ser leídos por los distintos lectores del mercado.

Enlaces relacionados:

Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón

Toshiba

Sharp

Por admin