Durante esta temporada, Goodyear está utilizando tecnología RFID para el seguimiento de los cerca de 200.000 neumáticos utilizados en las tres series que forman la fórmula NASCAR norteamericana como parte de su programa de leasing de neumáticos.

Antes de emprender este programa de leasing, cada equipo de la NASCAR se hacía con 10 ó 12 juegos de neumáticos para utilizarlos en el típico fin de semana de carreras. Todos los coches de la NASCAR están obligados a llevar los mismos neumáticos.

Las escuderías con mayor potencial económico solían hacerse con más juegos de neumáticos y a menudo acababan generando un excedente de gomas inutilizadas tras las carreras y la NASCAR consideró que utilizando estos neumáticos adicionales durante los entrenamientos, estos equipos se situaban en ventaja frente a sus adversarios con menos recursos.

El programa de leasing emprendido por la NASCAR obliga a las escuderías a devolver los neumáticos que les han sido suministrados, tanto si han sido utilizados como si no. Desde que los tags RFID se incrustan en los neumáticos durante el proceso de fabricación, Goodyear puede automatizar el proceso de leasing y seguir los neumáticos desde la fábrica hasta la pista de carreras.

El programa de leasing y rastreo de los neumáticos se ha desplegado tras las pruebas realizadas en la prueba de camiones de la NASCAR, donde se comprobó la capacidad de resistencia de los tags a la intensa presión y las temperaturas extremas que se viven durante las carreras.

Así, en Goodyear utilizan lectores de Psion Teklogix y etiquetas de Advanced ID que se incrustan a los neumáticos durante el proceso de fabricación. De este modo, se realiza un seguimiento hasta la misma carrera, donde los neumáticos utilizados se destruyen tras ser leídos y los no utilizados regresan al inventario de la compañía.

Enlaces relacionados:

NASCAR

Goodyear

Por admin